jueves, 20 de octubre de 2011

....


No sé porque me sigo sorprendiendo cuando ocurren ciertas cosas.
La gente es como es, no hay más.

Pero de vez en cuando me da por imaginar que alguien me mirará y pensará sólo por un momento en mí y en nada más que en mí.
Yo suelo hacerlo muy a menudo con la gente que me importa de verdad, aunque a medida que pasa el tiempo me voy dando cuenta de que no es, ni mucho menos, un pensamiento universal.

No hay comentarios: