lunes, 18 de julio de 2011




Ni ha llorado por amor, ni sufrió la decepción... una piel que se estremece con el roce de su voz...

No hay comentarios: