martes, 6 de abril de 2010

No podía ser de otra manera....



Y descubrir que hay ciertas personas que me importan más y más cada día que pasa. Que me da pena que ésto se acabe hasta el año que viene solo por ellas.
Y por supuesto hay alguna que otra que sobresale por encima de las demás, que ya no es que sea importante, es que es lo siguiente.
Esa persona por la que sabes que estás ahí. La misma por la que te esfuerzas más y más cada año. Esa por la que solo puedes sentir agradecimiento. La persona que te ha hecho sentir cosas que ni imaginabas.
Y saber que cuando se acabe todo, será uno de los primeros rostros que veas, que te abrazará y que te dejarás ir; que le darás las gracias mil y una vez y no te cansarás de decirle que lo único que importa es él. Y que esté contento a pesar de todo, y que todo lo bueno que pasa, pasa por él.

Y demostrar que es él lo que nos ha llevado adonde estamos, que es lo más importante que tenemos. Que no habrá nadie como él porque es único e irrepetible. Que es por el único que doy la cara ahí dentro. Que si me le tocan, me dan en mi punto debil. Y que lo mejor de todo, es que él no lo ve. Porque no sabe lo que vale, lo que es, lo que significa, lo que me ha cambiado....
Que en cuanto se conoce una milésima parte de su persona, se le empieza a querer de arriba a abajo.
Que no hay nadie como él. Y aunque cada año me dice que no se lo diga más, no puedo evitar gritarlo a los cuatro vientos:

GRACIAS

Y si, mi corazón SIEMPRE ha sido verde.

No hay comentarios: